SEGUNDA ALBACARA DEL CASTILLO

Situada en la vertiente sudeste de la montaña, sus restos forman parte de la fortaleza del Castillo de Cullera. Se trata de un recinto amurallado de carácter defensivo que contaba con un conjunto de torres que se extendían en la vertiente de la montaña, con un perímetro de 850 metros y una superficie en torno a 3,35 hectáreas. Algunas de ellas se conservan y han sido restauradas.