PLAYA RACÓ

Se trata de la zona con las edificaciones más espectaculares y los hoteles más modernos de la ciudad. Destaca por su arena de grano fino dorado y sus tranquilas aguas con zonas de fondeo. Su tramo en el paseo marítimo está adornado por palmeras y cuenta con unos 1200 metros de longitud y 30 metros de anchura media.
Dispone de zona WiFi gratuita, posta sanitaria, torres de vigilancia, baño público, lavapiés, zona de juegos en época estival y un punto accesible para personas con movilidad reducida.